Entre 2011 y 2014 cerraron 798 plantas industriales

La UIA presentó un informe que abarca el período 2011-2014 y que expone el desempeño del sector fabril. En medio de la campaña, los empresarios colaron el pedido de un ajuste: “Queremos que se equilibre el gasto”

 

En el marco del 8 Coloquio de la Unión Industrial de Córdoba (UIC), la principal cámara patronal del sector manufacturero presentó un informe que pone de manifiesto el declive industrial. Los datos arrojan que, durante la etapa que coincide con el segundo mandato de Cristina Kirchner, cerraron 798 fábricas.

 

El documento lleva la firma del economista Diego Coatz y señala que en 2011 había 60.029 industrias, mientras que en 2014 había 59.231 compañías del sector.

 

A tono con la preocupación expresada en los últimos días, el vicepresidente tercero de la UIA y directivo del Grupo Arcor, Adrian Kaufmann, cerró la jornada de debate en la provincia cuyana.

 

“Reconocemos los avances desde 2002 en el sector industrial, que creció hasta 2011 donde se alcanzaron los niveles de productividad de 1974. Pero desde 2011 tenemos un estancamiento de la economía y en particular del sector industrial”, afirmó según informó hoy el diario Clarín.

 

En su exposición, precisó que la actividad fabril está 4,5% puntos debajo de 2011 en volúmenes de producción. “En exportación de manufacturas, las ventas cayeron un 16% respecto de 2011”, dijo, y agregó que “el empleo industrial cayó 1,3% en 2014”.

 

“En 2011 no estábamos en la panacea, pero quiero aclarar que en 2015 no estamos al borde del precipicio”, matizó el directivo, quien suena como nombre fuerte para reemplazar a Héctor Méndez en la conducción de la Unión Industrial Argentina.

 

A su vez, el presidente de la Unión Industrial de Córdoba, Gerardo Seidel, reiteró sus críticas hacia la gestión económica y la necesidad de un ajuste. “No somos partidarios de una mega devaluación. Tampoco somos partidarios de las opciones gradualismo o shock. Queremos que se equilibre el gasto público”, dijo.

 

Incluso, pidió modificar “este modelo basado en el consumo” que “se manifiesta en una inflación de dos dígitos”. “En los últimos cuatro años, se perdió lo que se había generado en los ocho años anteriores”, afirmó.

 

A menos de dos semanas de las elecciones primarias, los industriales buscan instalar desde Córdoba que habrá “un cambio inexorable” en el rumbo económico. Sus cuestionamientos se dirigen directamente a la presión impositiva, los avatares del comercio exterior como la crisis en Brasil, y el aumento de los costos internos como los salarios. Y amenazaron que si no lo ejecutan las autoridades que asuman en diciembre, el cambio “lo hará el mercado como ha pasado en otras ocasiones”.

 

La postura de los capitanes de la industria adquiere particular relieve en momentos de “kirchnerización” del precandidato a Presidente del PRO, Mauricio Macri, y luego de que este miércoles, el ministro de Economía, Axel Kicillof, denunció la existencia de “un club de devaluadores” que “hablan de atraso cambiario para joder a la gente”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *