DIPUTADOS DE LA RIOJA DEJAN EL RECINTO Y ENVÍAN UNA SEÑAL A MACRI

869

Rebeliones internas obligaron al kirchnerismo a hacer un intervalo en la sesión de la Cámara de Diputados por falta de quórum.

 

Luego de aprobar el proyecto de Cristina Kirchner que crea la empresa Yacimientos Petrolíferos Fiscales, diputados riojanos Javier Tineo, Griselda Herrera y Teresita Madera del Frente para la Victoria abandonaron el recinto y dejaron a su bloque sin número reglamentario para poder continuar con la votación de un paquete que incluye más de 80 iniciativas.

 

De esa forma, Tineo, Herrera y Madera, con el consentimiento del gobierno de Luis Beder Herrera y Sergio Casas, enviaron señales al presidente electo Mauricio Macri.

 

Durante este intervalo, el presidente de la Cámara baja, Julián Domínguez, y la jefa de los diputados oficialistas, Juliana Di Tullio, negocian con los ausentes para reanudar la sesión.

 

La retirada de los riojanos se suma a la ausencia de otros kirchneristas como Carlos Kunkel, que ni siquiera dio quórum: se trata de un dirigente peronista siempre calificado de “ultra-kirchnerista” pero que ahora está enojado con la conducción de Cristina.

 

También faltaron a la sesión el santafesino Omar Perotti, la bonaerense Gloria Bidegain, el misionero Oscar Redzuk y los sindicalistas Carlos Gdansky y Oscar Romero.

 

Otra que le jugó en contra al bloque oficialista fue la bonaerense Dulce Granados, que aportó para el quórum para iniciar la sesión pero que según pudo averiguar parlamentario.com se retiró del recinto por el casamiento de su hija.

 

El bloque kirchnerista sufre la falta de quórum por primera vez en mucho tiempo y luego de la derrota electoral de este domingo que consagró presidente a Mauricio Macri.

 

Si logró iniciar la sesión fue por la ayuda de un puñado de opositores: tres de Unidad Popular de Claudio Lozano, Victoria Donda de Libres del Sur, Alcira Argumedo de Proyecto Sur y los tres del Frente de Izquierda, que participaron de la sesión para votar el proyecto de YCF.

 

El resto de la oposición -Cambiemos, el Frente Renovador, Compromiso Federal y un sector de Progresistas- ni siquiera participó de la sesión, pues había pedido al kirchnerismo paralizar el Congreso hasta la asunción del nuevo presidente el 10 de diciembre.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *