Con la discusión por los DNU, el Gobierno pone en juego su poder en el Congreso

0014270370

Cambiemos tendrá hoy su segunda prueba de fuego cuando la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo se pronuncie sobre los más polémicos decretos de necesidad y urgencia. Un legislador massista será clave

 

Cuando los 16 legisladores que integran la Comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo se reúnan hoy a las 11 en el Salón Arturo Illia del Senado de la Nación, el gobierno de Mauricio Macri enfrentará la que hasta ahora es su prueba más dura en un Congreso de la Nación que, con los decretos de necesidad y urgencia de la nueva administración, se encuentra calentando motores para lo que será un intenso año legislativo.

 

El paquete de seis DNU que se someterán al escrutinio de la comisión contiene dos tragos difíciles de pasar: la creación del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), que echa por tierra el corazón de uno de los estandartes del kirchnerismo como lo fue la Ley de Medios, y la marcha atrás en la devolución del 15% coparticipable a las provincias, una medida que tomó Cristina Kirchner en el ocaso de su mandato y que tiñe la relación de la Nación con las Provincias.

 

En la bicameral, el Frente para la Victoria cuenta con la mitad de los legisladores por lo que para avanzar con un dictamen favorable, Cambiemos suma los votos de seis legisladores y el del senador Adolfo Rodríguez Saá -ya votó el jueves pasado junto al oficialismo y repetiría mañana su acompañamiento-. El gobierno necesita, entonces, un voto más para alcanzar la paridad con los ocho del kirchnerismo, forzar así un desempate con el voto del presidente de la comisión -el radical formoseño Luis Petcoff Naidenoff- y, con lo justo, alcanzar un dictamen en mayoría.

 

La llave para destrabar el trámite legislativo de los DNU será el comportamiento que tenga el diputado massista Raúl Pérez, quien anunció que acatará la postura orgánica de su partido. En principio, el Frente Renovador acompañaría la creación del Ente Nacional de Comunicaciones (DNU 267/15) -que disolvió el Afsca y la Aftic-, pero aún no está clara su decisión sobre el DNU 73/16 -que anuló la devolución a las provincias del 15% de los fondos coparticipables que retenía el Estado nacional-.

 

En la noche de ayer y durante la mañana de hoy, continuaban las negociaciones con la bancada de Sergio Massa, que aspira a capitalizar el “voto de oro” de Pérez y convertirse en representante de los gobernadores en la disputa por los fondos. Por parte del Gobierno, siguen de cerca el tema el presidente de la Cámara de Diputados Emilio Monzó y el ministro del Interior Rogelio Frigerio.

El gobierno buscará la aprobación del DNU contra el compromiso de avanzar durante este año en la reforma del sistema de la coparticipación, algo que -como pueden atestiguar San Luis, Córdoba o Santa Fe- en la Justicia podría demorarse al menos un lustro. Las conversaciones se encuentran ya en desarrollo bajo la órbita de Frigerio, quien la semana pasada recibió en la Casa Rosada a los ministros de Economía provinciales. El próximo 16 de marzo volverán a verse las caras, con la descentralización de recursos y recaudación como prioridades.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *