Hace 124 años nacía Alfonsina Storni, la gran poetisa argentina

0014809039

Figura femenina emblemática de la cultura nacional e hispana. Solitaria, independiente, apasionada, se impuso con su talento en un mundo casi reservado a los hombres. De niña fue lavaplatos y de grande, elogiada hasta por Federico García Lorca.

El 29 de mayo de 1892 llegaba al mundo una de las mujeres más impactantes de la cultura argentina. Nació en Sala Capriasca, Suiza, y fue la tercera hija del matrimonio Storni. Alfonsina –en honor a su padre– acuñó letras en prosa y obras teatrales, pero sin dudas la poesía fue su máxima fuente de inspiración y de desahogo para sus pesares. Esa relación con la literatura comenzó temprano: a los 10 años ya había escrito su primer poema de tinte triste, oscuro, en el que la muerte y el cementerio eran protagonistas.
La familia Storni se mudó de Suiza a la provincia de San Juan cuando Alfonsina tenía 4 años. Ella misma había contado sobre aquel momento: “Estoy en San Juan, tengo 4 años; me veo colorada, redonda, chatilla y fea. Sentada en el umbral de mi casa, muevo los labios como leyendo un libro que tengo en la mano y espío con el rabo del ojo el efecto que causo en el transeúnte. Unos primos me avergüenzan gritándome que tengo el libro al revés y corro a llorar detrás de la puerta”. Cinco años después, los Storni se mudaron a Rosario.
Pese a que durante los años en Suiza, don Alfonso Storni tenía una pequeña empresa de cerveza, en Argentina las cosas no iban muy bien. Pero los intentos de Doña Paulina, la madre, avanzaban: abrió una pequeña escuela domiciliaria y luego un café, cercano a la estación de trenes, donde Alfonsina lavaba los platos y atendía las mesas. Ningún proyecto tuvo éxito y la numerosa familia se empobrecía y perdía el rumbo. Las mujeres comenzaron a trabajar en la costura y la pequeña de 10 años se ofreció como obrera en una fábrica de gorras. Allí estuvo hasta 1907, año en que llegó a Rosario una compañía de teatro que hacía giras por todo el país. Ingresó para reemplazar a una actriz que había enfermado y, con el permiso de su madre, se unió a la gira.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *