Micaela García, una luchadora incansable contra la violencia de género

“Todo su trabajo tenía la perspectiva de género. Ella le ponía esa impronta y armaba campañas en la villa. Contenía a las víctimas del barrio. Era muy consciente de la realidad y de la situación de las mujeres”, comenta con tristeza Damián.

Micaela finalmente padeció eso contra lo que luchó. Sus compañeros de la JP la recuerdan como alguien “incansable”, que hacía lo que nadie estaba dispuesto a hacer. Metía los pies en el barro. Se comprometía. Sus amigos recuerdan su último gesto. Para el aniversario del golpe militar de 1976, armó una revista para recordar las historias de los desaparecidos que vivían en Concepción del Uruguay.

“Se encargó de coordinar una revista y conseguir los fondos para homenajear a los desaparecidos. Salió a entrevistar a todos los familares de las víctimas de la dictadura, no hizo un panfleto. Les pidió que cuenten cómo eran ellos”, resalta su amigo, antes de convertirse en presa del silencio y la emoción: “Fue la última vez que la vimos”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *